Feria de abril en Sevilla vs Feria de agosto en Málaga

El mes de abril trae consigo la primavera, las flores, las alergias y las ferias. Sabemos que empieza el tiempo de ferias cuando empiezan los preparativos para la Feria de Abril de Sevilla, que al ser la más popular, da el pistoletazo de salida para sacar los tocados de flores, los mantones y las faldas con volantes.

Aunque todas las ferias a lo largo y ancho del país tienen su encanto (y sus borracheras) es cierto que hay dos ferias andaluzas en eterna rivalidad: la feria de Sevilla y la de Málaga.

El eterno debate: ¿feria de abril o de agosto?

Si bien es cierto que la feria de abril en Sevilla es más conocida, hasta el punto de imitarse en otros puntos de la geografía nacional como la feria de abril de Barcelona, en los últimos años han surgido algunos argumentos que defienden a la feria de agosto en Málaga como la imprescindible:

  • El clima: los detractores de la feria de Sevilla alegan que en abril, aguas mil, y muchos años las ferias son pasadas por agua, lo cual en agosto en Málaga es muy difícil. Aunque por otra parte, las altas temperaturas del agosto andaluz tampoco son de lo más cómodo.
  • Las casetas privadas: este es el argumento que suena más fuerte contra la feria de abril. Y es que las casetas que la componen son de acceso restringido a invitados, lo cual supone que si no se conoce a nadie que tenga una caseta es más difícil disfrutar de la feria, sin acceso a la música, el baile ni el tapeo. Hay quien la califica como la feria para sevillanos o la feria “del postureo” por valerse de influencias.
Foto de Modalia
  • Las aglomeraciones: los amantes de la feria de abril contraatacan con el argumento de que la feria de Málaga, por su carácter público y acontecer en plenas vacaciones de verano, está llena hasta los topes de autóctonos, turistas y curiosos. Hay quienes defienden que más que una fiesta tradicional puede parecer una atracción turística. A la práctica, la realidad es que ambas ferias suelen estar abarrotadas a algunas horas y contar con un ambiente agradable y más vacío en otras.

Málaga y Sevilla, las ferias con más estilo

Tras exponer los argumentos de unos y otros, os recomendamos que no os decantéis por un bando antes de visitarlas, pues ambas son acontecimientos llenos de fiesta, tradición y por supuesto, mucho estilo.

Cada estación tiene su estilo y por tanto, su estilismo para las ferias también varía. A continuación te recomendamos unos consejos prácticos para brillar en estas dos ferias, y en todas.

Feria de abril en Sevilla: volantes y puntilla

Aprovecha que no hace mucho calor para llevar tejidos menos transpirables como el encaje o la lycra, además de poder lucir manga larga y escote barco, que aportan mucha elegancia al vestido de flamenca. Además, puedes apostar por los colores oscuros y el negro, que estiliza pero también absorbe la luz, lo cual no lo hace muy recomendable en pleno verano.

Foto de CayeCruz

Feria de agosto en Málaga: pasteles y pantorrillas

Con el calor que estila el verano malagueño, aquesta por colores claros y pasteles. Te recomendamos el verde menta, que va a ser el color estrella de este año 2019. Además, puedes optar por tejidos más ligeros y manga corta, tirantes o escotes off shoulder. Las más atrevidas se animan a mostrar las piernas con faldas abiertas o vestidos de flamenca cortos.

Foto de LaSexta.com

Deja un comentario